Brote de Campylobacteriosis en Nueva Zelanda debido al consumo de leche cruda

Un brote de Campylobacteriosis fue informado en la región de Canterbury, Nueva Zelanda. Una compañía proveedora de leche cruda está siendo investigada por un brote de la bacteria Campylobacter sp., el cual ha dejado como saldo un total de 7 casos confirmados. A pesar de que los fabricantes de este producto indican que la leche cruda es un producto completamente seguro si se siguen ciertos procedimientos, el Ministerio de Industrias Primarias (MPI) está en desacuerdo con esa postura. Autoridades sanitarias del MPI opinaron que " El consumo de leche cruda es riesgoso para la salud ya que puede contener bacterias que causan enfermedades y otros organismos que pueden provocar gastroenteritis y otras enfermedades, algunas de las cuales pueden ser potencialmente mortal”. Este problema surge porque la legislación de Nueva Zelanda permite a los productores vender hasta 5 litros de leche cruda al día producidas en su explotación agrícola a consumidores particulares, que compran el producto para sí mismos o para sus familias. Datos del Ministerio de Salud muestran que se registraron 5 brotes de enfermedades debido al consumo de leche cruda entre los años 2007 y 2009, frente a los 16 registrados entre 2010 y 2012. La cantidad de leche cruda vendida en Nueva Zelanda es desconocida, pero de acuerdo con una investigación realizada por el MPI se infiere que entre el 1-3% de la población consumen este tipo de productos.