Un brote de Ébola causado por una nueva cepa viral provoca la muerte de más de 121 personas en África Occidental

Un brote de Ébola en el occidente de África ha causado la muerte de más de 120 personas, según el recuento más reciente de la Organización Mundial de la Salud. No existe vacuna ni cura para este virus mortífero y su aparición en el occidente de África —lejos de los sitios usuales de su presencia en el centro y oriente del continente— ha ocasionado pánico en todo el mundo. Trabajadores médicos tratan de contener su propagación, rastreando a cualquiera que haya tenido contacto con la enfermedad. Mali anunció que los exámenes realizados a las muestras de todos sus casos sospechosos resultaron negativos a la enfermedad. Ousmane Kone, ministro de salud de Mali, dijo que la nación había enviado 10 muestras para ser analizadas en laboratorios en Estados Unidos y Senegal y que todas fueron declaradas negativas a presencia de Ébola. Se desconoce la existencia de otros casos en el país. Por su parte, la agencia de salud de la Organización de Naciones Unidas dijo que ha registrado un total de 200 casos sospechosos o confirmados, la mayoría de los cuales están en Guinea. Esa cifra incluye algunos de los casos en Mali, que el gobierno dijo ahora que son negativos. La OMS afirmó que la muerte de 121 personas en Guinea y Liberia ha sido vinculada a la enfermedad. El virus del Ébola que provocó estos brotes es una nueva cepa. Los análisis realizados sugieren que esta nueva cepa viral, proveniente de Guinea (Guinean EBOV), ha evolucionado en paralelo con cepas en la República Democrática del Congo (RDC) y Gabón a partir de un reciente ancestro común y no ha sido introducida posteriormente en Guinea, concluyeron científicos cuyos trabajos han sido publicados en la última edición de la revista New England Journal of Medicine. Inicialmente, los responsables de la salud pública habían hecho referencia a la posibilidad de una infección en Guinea por el virus Ébola de Zaire, el antiguo nombre de la República Democrática del Congo.